Teatro

teatr

Ya a partir de los años de 1848 se despierta una aspiración a presentar los espectáculos de teatro entre los intelectuales de Shushá gracias a goce de los teatros rusos progresivos. Desde luego aquí hay el papel de la condición histórica, el movimiento de ilustrador en Transcaucasia. Sin duda la aparición de los espectáculos de teatro moderno a la primera mitad del siglo XIX estaba relacionada directamente con la influencia del ambiente cultural de Tbilisi. Los hombres progresivos de aquel tiempo invitaban a los literados y hombres del arte de Rusia para ayudar a iluminar a la población local. Aún en 1848 en Shushá había 2 centros grandes de espectáculo – teatros y circo.

A fines del siglo XIX y a principios del siglo XX uno de los centros de teatro puestos en funcionamiento era Shushá. Los teatros interferían paulatinamente a la vida en otras ciudades del país también. Desde este punto de vista el teatro de Shushá que donó al teatro de Azerbaiyán dramaturgos, comositores, actores como Yusif bay Malikhegnezerov, A. Jagverdiyev, Z. Gadjibayov, S.S. Ajundov, U. Gadjibayov, F. Kocharlí, B. Badalbayov, S. Valibayov, Dj. Garyagdi oglú, Gashim bay Vezirov, etc.

En los años de 1870 la atención a esta rama se amplió una vez más. Como se ve, los intelectuales de Shushá procuraban decisivamente para ampliar la actividad del club que podría convertirse en un factor importante en el desarollo cultural de los trabajadores, y crear  los espectáculos del teatro. Aún antes del año de 70 en Shshá había el teatro, junto con M. F. Ajundov se interesaban por los escritores rusos también.

1882-ci ildən etibarən Şuşada teatr tamaşaları müntəzəm şəkil alır, nisbətən mütəşəkkil xarakter daşıyır. Los profesores cada año durante las vacaciones se unían y pusieron los espectáculos en escena. En estes espectáculos que se contenían sólo de las obras de M. F. Ajundov, participaban Yusif bay Malikhagnazarov, Jashim bay Vezirov, Badalbay Badalbayov, Firudin bay Kocherlí, Gasanalí Saridjalinskí, Mirzá Mujtar Mammedov, Ismail Shefibayov, Djabbar Garyagdioglú, etc. Según unas fuentes, en los años de 70-80 en Shushá no tenía edificio para el teatro, por eso los espectáculos se ponían en cuartel. Pero principialmente los espectáculos se presentaban en la propiedad de Djumshud bay Malikhagnazarov, en un lugar útil para el teatro. Desde 1871 el edificio del club en Shushá se reconstruyó y allí presentaban los espectáculos de aficionados. En 1888 ellos con el estímulo de Dubrovski, el funcionario del distrito, pusieron en escena las obras de M. F. Ajundov. En los años posteriores los aficionados intervenían en el edificio del teatro de Jandemirov.

A partir de 1890 la cantidad de los profesores – intelectuales a quienes interesaba el teatro, se disminuye. Entre ellos salen los que escriben obras de escena. La población de música celebrada en la escuela real de Shushá en 22 de junio de 1890. Aquí con la ayuda de los profesores los niños contaron relatos, fábulas, poesías en las lenguas azerbaiyana, francés, alemán, cantaron en coro, interpretaron números de música.

Los actores aficionados – profesores jovenes de Shushá quienes con el objetivo benéfico presentaron sucesivamente tres espectáculos – “Gadji Gara”, “El señor Jordán, el botanista y  Derviche Mastali Shah, el famoso hechicero”, “El oso, que venció el bandolero” en los meses de verano de 1894, pusieron en la escena la pieza de Jashim bay Vezirov (quien era uno de los profesores locales) llamada “Casarse no es tan fácil como beber la agua” en 1895, y dieron la ganancia de 500 manat a la escuela de arte.

En 1896 en shushá fue el primer espectáculo de la tragedia de A. Jagverdiyev llamada “El hogar ruinado”.

El primer concierto de Oriente también se organizó por primera vez en Shushá en 1896 con la presidencia de A. Jagverdiyev. En este concierto tomaron parte los cantadores famosos de Shushá como Abdulbagui Zulalov, Kechechi oglú Mohammed, Djabbar Garyagdí oglú, Meshedí Dadash, Zabul Gasum, el tarista famoso Sadigdján, Meshedí Zeynal, Balaoglú, intérprete de kamanchá (el instrumento de arco como el violín) Bagdaguloglú, etc. Después de un año la gente de Shushá miraron el sketch del espectáculo de A. Jagverdieyv lamado “Madjnún sobre la tumba de Leylí” por el poema de M. Fuzulí, el gran poeta de Azerbaiyán, llamado “Leylí y Madjnún”.

El espectáculo de “Otello” presentado en 22 de agosto de 1904 cobró mucha fama, y noticia sobre el espectáculo provocó al eco fuera de Azerbaiyán. Su director era Jashim bay Vezirov, el traductor de la obra y protagonista. En el suministro con la ropa de teatro los ayudaron los actores aficionados. Sobre este espectáculo se dieron la información en los periódicos publicados en Moscú, Tbilisi, Bakú.

A partir de 1906 comenzaron a interpreter los espectaculos más serios en Shushá.

En 1908 pusieron en la escena las obras como “Gadji Gambar”, “Una forma de la educación”, “Un joven desdichado”, “Otello”

Un poco después, A. Jagverdiyev organizó un nuevo conjunto teatral en Ágdam. Luego el círculo de drama de la escuela ruso-tártara de dos clases se une a este conjunto. Los ensayos del conjunto se celebraba en la casa de A. Jagverdiyev situada en el barrio de Mamayí. Los conjuntos teatrales creados con el objetivo benéfico no sólo en Shushá y Ágdam, sino en las aldeas de la región hacín mucho trabajo en el desarollo cultural de los hombres.  Después, en Shushá se preparó el espectáculo “Meshedí Ibad”.

En 30 de noviembre de 1910 se pusó en la escena las obras “Una forma de la educación”, y “Dursunalí y Ballibadí” en la escuela de ciudad de Ágdam con la participación de Nadir, Ajmed bay, Abbas y Mesmih Dergajov.

En 1910 en la casa de Gemzé Ganiyev en Ágdam jugaron hábilmente “Los cándidos hambrientos” con la dirección de A. Jagverdiyev, en la casa de Mamo bay Mamobayov en Shushá “El hogar ruinado”, en 1914 en el clubo de verano “El joven desdichado”.

En junio de 1913 los aficionados locales prepararon el drama de A. Jagverdiyev llamado “Aga Mohammed Shah Gadjar”. En agosto la obra se pueso en la escena de nuevo con la dirección de Jabib bay Kocharlí. Los masteres de escena llegados de Bakú encabezados por Zulfugar Gadjibayov presentaron por primera vez el espectáculo “Aslí y Carem” en Shushá. Ellos también jugaron las operetas “El soltero, estando casado”, “El joven de edad 50”, “Si no es ella, que sea la otra”.

En 1914 los aficionados de Shushá presentaron los espectáculos “La víctima inocente”, “Quién es culpable”, “Guirt-guirt” en Ágdam.

En 1917 en Shushá se abrió un club con la ayuda del “Circulo de Shushá” y aquí participaron muchos hombres.

A principios del año de 1920 se creyó la sección teatral en Ágdam.

En 1930 la colectividad de drama y de ópera organizado en el club internacional de Agdam junto con la colectividad de drama del club de obrero-campesino presentaron las óperas y operetas de U. Gadjibayov llamadas “Leylí y Madjnun”, “Si no sea ella, que sea la otra”, “Arshin mal alan”.

En 1937 en Ágdam se organizó el Teatro Estatal de Drama en la base de la colectividad mencionada arriba. El nombre de A. Jagverdiyev, el dramaturgo eminente, director, la organizador del teatro, se dió al teatro. El Teatro Estatal de Drama de Ágdam trabajó abnegadamente durante 10 años. Intervino ante no sólo trabajadores de Shushá y las aldeas vecinas, sino los de Yevlaj, Ágdash, Goychay, Bardá y otras regiones.

En los espectáculos “El amor”, “Fidelidad”, “Debajo los árboles castaños de Praga”.

El espectáculo preparado por el teatro después de la guerra “Gatuir Mammed” se apreció como uno de los trabajos mejores.

En 1949 los teatros de regiones, incluso, El Teatro Estatal de Drama de Ágdam por nombre de A. Jagverdiyev fueron cerrados, y esto afectó a la cultura del país.

Por fin, el teatro popular de Ágdam recibió el nombre de “Teatro Estatal” en su undécima temporada, y el teatro de nuevo comenzó a trabajar en las vías de creatividad más seria con el nombre de A. Jagverdiyev.

Sea en el círculo de drama del teatro de Ágdam en los primeros años, o en el Teatro Estatal de Drama en los años de 1937-1949, o en el teatro popular en los años de 1959-1969 se pusieron las óperas y operetas con mucho éxito.

En los años de 1970 en el teatro se presentaron los espectáculos “La suegra”, “El décimotercero jefe”, “Vamos a ser familiar”, “La tragedia de Garagum”, “No puedo olvidar”, “La añoranza”, “Adán y Eva”, “Los días de verano de la ciudad”, “El hogar ruinado”, etc.